Marcas

Proveedores

Newsletter

Search in Blog



Blog

  • 5 Ventajas de ir en bici al trabajo

2017-01-09

5 Ventajas de ir en bici al trabajo

Hace un mes que decidí ir en bici al trabajo y estoy muy contenta de mi decisión. La verdad es que, si me lo dicen hace un año, digo que es imposible. Sin embargo ahora me siento muy bien al hacerlo y me costaría volver a lo anterior.

Yo vivo en un pequeño pueblo a las afueras de Granada, y trabajo en pleno centro de Granada. Hasta ahora, cogía mi coche en plena hora punta, y me iba hacia el trabajo convenciéndome cada día que estar en un atasco no es tan malo. A pesar de que estoy a doce kilómetros de mi trabajo, tenía que salir de casa una hora antes, ya que no se trataba sólo del atasco, sino también de la odisea de la búsqueda de aparcamiento.

Ya harta de esta situación, primero pensé en ir en autobús. Pero mi pueblo está bastante mal comunicado con la capital en este sentido, y los escasos autobuses que hay me dejaban en la otra punta de la ciudad, lo cual me suponía una vez allí hacer un transbordo y una pequeña parte andando, que no está mal, pero no me compensaba llegar a casa dos horas después de haber salido del trabajo.

Excusas para no ir en bici al trabajo

Siempre me he puesto miles de excusas para no ir en bici al trabajo. Por ejemplo:

Vivo muy lejos. Doce kilómetros en bici puede ser mucho si no estás acostumbrada. Lo que he hecho para solucionar esto es ir en bici hasta un pueblo cercano, que tardo solamente quince minutos, y allí tomar un autobús que me deja cerca del trabajo. Así combino bicicleta, autobús y caminar, con todas las ventajas que esto conlleva.
Exige mucho esfuerzo físico. Esto también lo he solucionado al no ir directamente a la ciudad, si no yendo hasta este pueblo vecino. De todas formas mi idea es hacer el recorrido completo hasta el trabajo en bici, cuando ya tenga mejor forma física. Empezar con pequeños trayectos ayuda a no desanimarse.
Puede llover. Estuve investigando y, por mi zona, sólo llueve una media de 25 días laborables al año. Esos días cojo el autobús de mi pueblo con el transbordo que mencioné antes. El resto de días, a disfrutar de la bici. De todas formas podría equiparme de chubasquero y pantalones anti lluvia. Con el equipo adecuado, ¿quién dijo miedo?
Hará mucho frío en invierno y calor en verano. Esto es fácil también: voy muy abrigada en invierno, con gorro, guantes, un buen abrigo y protección en el cuello y la cara. El verano aún no lo he probado, pero supongo que lo importante es llevar ropa fresca y transpirable, y llevar en la mochila desodorante, toallitas y alguna camiseta de recambio. Además, si voy a un ritmo moderado, no tengo por que sudar en exceso.
Me robarán la bici. Esta excusa no sólo me la ponía yo, sino que amigos y familiares me lo decían sin parar. Compré un buen candado, de esos que sólo se pueden romper con una radial. Además, nunca dejo en el mismo sitio mi bicicleta, la voy cambiando de lugar. Por el momento aún no he tenido ningún percance. De todas maneras, si me robasen una bici al mes, aún así gastaría menos que lo que gastaba cuando iba al trabajo en coche.
Es peligroso. Es cuestión de seguir las normas, ser altamente visible y llevar la protección adecuada. También es importante elegir el mejor recorrido, por dónde haya poco tráfico. Se puede ir por carril bici, peatonales o parques. Aún así le tengo un poco de miedo a meterme en plena ciudad, pero poco a poco superaré ese miedo.
Tengo niños. En mi caso eso no es excusa, puesto que mi pareja se encarga de llevar los niños al colegio. Pero si en tu caso no es posible, siempre puedes hacer que los niños vayan también en bicicleta. Y si son pequeños, puedes llevarlos en unos carritos que se enganchan en la bicicleta. Unos amigos míos lo tienen y les va genial. Siempre he pensado que predicar con el ejemplo es la mejor manera de educar.
5 Ventajas de ir en bici al trabajo

Todas estos inconvenientes que yo misma me ponía se han compensado con diferencia con multitud de ventajas que tiene ir en bici al trabajo. Las cinco más destacables son:

Hago ejercicio. Esta es una buena forma de convertir el hacer ejercicio en un hábito. Una compañera de trabajo, que va siempre en bici, me contaba el otro día que cada vez se resfría menos. Y es que está demostrado que el ejercicio físico mejora tus defensas y te hace sentir más saludable y enérgica.
Gasto menos. El ahorro económico es considerable. Dejar el coche en casa supone un ahorro muy importante en combustible, así como también en mantenimiento, puesto que alargo el tiempo en revisiones, cambios de aceite, de neumáticos, averías… Además mi bicicleta es de gama media-baja, así que no me costó demasiado. Merece la pena con creces.
Contamino menos. La bicicleta es un modo de transporte sostenible. Sus emisiones de CO2 son nulas, y además es silencioso. Nada comparable a ir en coche sola y estar durante una hora en un atasco.
Estoy de mejor humor. A la ida, cambio los atascos, pitidos de coches, semáforos que se ponen e rojo y la lucha por el hueco donde aparcar por un silencioso y tranquilo paseo por mitad del campo. La energía y el humor que tengo al llegar al trabajo no es comparable a cuando iba en coche. La vuelta me ayuda a desconectar del trabajo. A veces, cuando salgo con algún problema del trabajo, cada pedalada hace que ese inconveniente se vaya poco a poco disolviendo, y que al llegar a casa ya ni me acuerde de él.
Estoy en contacto con la naturaleza. En mi caso, cuando voy en bicicleta de mi pueblo al pueblo vecino, el recorrido es atravesando la vega granadina. Disfrutar de los olores del campo, del rumor de las hojas de los árboles, el crugir de la escarcha al pasar con la bici, el ver amanecer día a día... todo eso, no tiene precio, es impagable.
Así que me encanta mi nueva forma de ir la trabajo. Estoy feliz de haber dado el paso y de desplazarme acorde a mis valores y principios. Y eso que parecía difícil, pero… ¡lo conseguí!

Compartir

No customer comments for the moment.
 

Brompton eléctrica Barcelona

En nuestra zona Brompton encontrarás todo tipo de productos relacionados con la prestigiosa marca británica. Empezando por los más de 80 modelos de bicicletas Brompton disponibles en stock. Hay de todo tipo de colores desde las clásicas blancas y negras, hasta las más llamativas en amarillo y naranja, pasando por los últimos diseños en Lagoon Blue y Berry Crush.
De esta forma, podrás escoger el modelo que más te guste y en el color que prefieras. Sea cual sea el tipo de producto que necesites para tu Brompton eléctrica en Barcelona, seguro que lo podrás encontrar en esta sección.
Accesorios
Recambios
Bolsas
Joyas
Contamos con un amplio abanico de accesorios Brompton, para que personalices tu bicicleta y consigas que se convierta en un modelo único y original. Algunos de estos accesorios son sillines, para individualizar tu bicicleta hasta el último detalle, soportes para niños, para que puedas transportarlos en este vehículo sin ninguna dificultad, o la tija de sillín Lightskin, que incorpora un sistema de luces de LED en su parte posterior con el objetivo de aumentar la visibilidad de la bicicleta por la noche.
Tenemos a la venta toda clase de recambios que pueden necesitar las bicicletas Brompton debido a una avería o como consecuencia del desgaste típico de un uso continuado. Disponemos de recambios de suspensiones, tijas, guardabarros, manillares, frenos, platos o cadenas, entre otros. Estos son elementos diseñados específicamente para este tipo de bicicletas, por lo que no tendrás ningún problema de compatibilidad.
Otro de los productos que se incluyen en nuestra Zona Brompton son las bolsas Valerias para Brompton. Se tratan de diferentes diseños, aunque todos con el toque vintage que caracteriza a la maca, elaborados con material impermeable para que transportes tus objetos sin preocuparte de las condiciones climatológicas.
Como novedad, presentamos las joyas Brompton. Collares, llaveros y gemelos fabricados con plata de ley que imitan la silueta de las bicicletas de la marca consiguiendo un artículo original y de mucha calidad.
Recuerda que Urban Fun es el principal distribuidor de la marca Brompton en Barcelona, por lo que siempre contarás con la garantía y confiabilidad de la marca.

Bicicleta plegable eléctrica

La bicicleta plegable eléctrica está revolucionando el mercado del transporte ecológico por sus numerosas ventajas.
Se trata de un medio de transporte sostenible diseñado para todo tipo de personas, independientemente de su edad o condición física.
Normalmente, la bicicleta había sido vista como un vehículo destinado únicamente a fines recreativos o deportistas.
Aunque algunas personas habían empezado a emplearlo como transporte urbano. Era una minoría que la empleaba en desplazamientos de poca importancia pero nunca antes de un evento o una cita laboral debido al exceso de sudor que provoca el ejercicio en una bicicleta.
La bicicleta eléctrica funciona con un sensor que capta que hay alguien pedaleando y pone en marcha el motor, al dejar de pedalear o frenar, el motor se para.
Con la incorporación del motor eléctrico a la bicicleta y la posibilidad del pedaleo asistido, se ha eliminado la necesidad de realizar ejercicio físico, evitando el sudor tan molesto y antiestético, por lo que la bicicleta eléctrica ha pasado a ser el medio de transporte alternativo preferido.
Además, este nuevo avance, ha conseguido que en un mayor número de personas tengan acceso a la bicicleta, como las personas mayores o con movilidad reducida que antes eran incapaces de recorrer trayectos en bicicleta, ahora lo pueden hacer.
Incluso, los usuarios ya habituados al bicicleta convencional, han encontrado en la eléctrica una aliada ante pendientes pronunciadas que son muy difíciles de recorrer o simplemente como ayuda después de largas rutas turísticas.
Otra de las grandes cualidades de la bicicleta plegable eléctrica es su bajo consumo en combustible, aparte de que es un medio de transporte no contaminante porque no emite CO2, su consumo de electricidad es muy bajo y la elevada autonomía de sus baterías hacen que sea un vehículo idóneo para todo tipo de trayectos. Aunque es aconsejable, en caso de tener previsto recorrer largas distancias, ir equipado con varias baterías de repuesto para cualquier tipo de imprevisto.
La bicicleta eléctrica es mucho más económica que otros vehículos eléctricos como el automóvil que son más caros y con un uso más complicado por la falta de infraestructura para repostar.
Por otra parte, la nueva bicicleta plegable eléctrica tiene la capacidad de plegado, es decir, de desmontarse hasta ocupar el mínimo espacio posible.
Esta acción de plegado se realiza rápidamente en casi todos los modelos, máximo 30 segundos, y de forma sencilla para que el usuario no ponga en riesgo los componentes de la bicicleta.
Esta capacidad consigue que sea perfecta para combinar su uso con el transporte público, sin necesidad de que quite el lugar de un pasajero, así como que se pueda guardar fácilmente en el maletero de un coche para realizar actividades en bicicleta en áreas más alejadas o irnos de vacaciones con ella.
También, posibilita su traslado en el ascensor y su almacenaje en un armario, lo que resulta más cómodo para el usuario de las grandes ciudades.
Sobre la legislación para circular con una bicicleta plegable eléctrica, en España no se necesita de carnet de conducir ni seguro, por lo que es como una bicicleta tradicional, aunque ha de cumplir una serie de requisitos:
- Contar con un motor que no supere los 250W de potencia.
- Velocidad máxima de 25 Km/h.
- No debe pesar más de 40 Kg.
Características Técnicas de nuestras bicicletas eléctricas plegables

Todas estas ventajas son las que han conseguido que la bicicleta plegable eléctrica sea la preferida para su uso urbano.