Bicicletas y patinetes: transporte seguro en tiempos de coronavirus

Si antes de la aparición del coronavirus ya había razones de peso para replantearse la movilidad urbana y optar por las bicicletas y patinetes como alternativas más económicas, saludables y respetuosas con el medio ambiente, la situación de emergencia sanitaria que estamos viviendo a causa del coronavirus evidencia, además, sus ventajas como transportes seguros para proteger nuestra salud y la de los demás.

Vehículos con los que podemos guardar la distancia de seguridad

A pesar del estado de alarma actual decretado por las autoridades para frenar el avance de la pandemia, todavía son muchas las personas que diariamente necesitan desplazarse, fundamentalmente, hasta su lugar de trabajo. Viajar en transporte público implica transitar por espacios por los que han pasado otras personas, compartir vehículos con otros viajeros y la posibilidad de tocar superficies como las barras de los autobuses o las barandillas del metro. Aunque extrememos las precauciones al hacerlo minimizando el riesgo de contagio, lo cierto es que, cuanto menos, nos genera inquietud.

Las bicicletas y patinetes, en cambio, nos permiten controlar la distancia de seguridad con las otras personas reduciendo por completo el riesgo de transmisión por esta vía. Asimismo, saber que este riesgo queda tan minimizado ya nos proporciona una tranquilidad que contribuye a disminuir el estrés al que estamos sometidos diariamente a causa del estado de alarma actual.

Sin duda, esta pandemia pasará y, cuando termine, nos habrá dejado a todos muchos aprendizajes. Uno de ellos, probablemente, sea la necesidad de aumentar nuestra consciencia sobre la existencia de los virus en general ―no solamente sobre el coronavirus― en un mundo global, e integrar en nuestras vidas hábitos para reducir los riesgos de eventuales contagios en el futuro. Hoy sabemos, por ejemplo, que existe una correlación entre la propagación de la gripe y el uso del transporte público; una correlación que, en menor medida, también se da con el hecho de compartir un vehículo privado. Este conocimiento sobre la propagación de los virus debería darnos las claves para adoptar otros modos de movilidad más seguros y responsables socialmente, como las bicicletas y los patinetes (al margen de todas las medidas preventivas que nuestros responsables deban repensar e implementar).

Más razones para el uso de bicicletas y patinetes en tiempos de coronavirus

Los incontables estudios científicos sobre ejercicio físico y salud no dejan lugar a dudas: estar activos y practicar ejercicio regularmente fortalece nuestro sistema inmunitario y aumenta nuestro bienestar psicológico. El hecho de hacer deporte no va a eliminar la posibilidad de adquirir un virus, pero sí va a reforzar significativamente nuestro organismo para poder combatirlo con más defensas en caso de contagio.

De mismo modo, y al igual que la práctica de cualquier actividad placentera, hacer ejercicio estimula, por ejemplo, la producción de la oxitocina; una hormona que generemos de manera natural y que nos ayuda a regular la ansiedad, nos relaja y disminuye la tensión arterial, entre sus muchos efectos beneficiosos. Y, aunque científicamente ya lo sabíamos, el confinamiento al que estamos sometidos estas semanas nos está demostrando a todos lo mucho que necesitamos la actividad física para sentirnos bien psicológica y mentalmente, sobre todo, cuando la realizamos al aire libre.

Todos debemos ser responsables ante esta pandemia de coronavirus y cumplir las directrices que han dictaminado las autoridades hasta que los científicos encuentren una vacuna y podamos volver gradualmente a la normalidad. A nuestro juicio, una forma más de ser responsables y contribuir a detener la propagación del virus es adoptar formas de movilidad urbana seguras, que nos protejan a todos. Tendremos que esperar a que esta situación excepcional termine para poder salir en bici acompañados, pero si nos vemos en la necesidad de desplazarnos individualmente, el uso de bicicletas y patinetes es una opción de transporte seguro en tiempos de coronavirus.

Seguimos atendiendo los pedidos y entregándolos con normalidad

Aunque por razones obvias ahora no podemos atenderte personalmente en nuestra tienda física, nuestra tienda online sigue operativa y todo el equipo de Urban Fun estamos trabajando para atender los pedidos que vamos recibiendo, ya que, además, también seguimos contando con nuestros transportistas habituales. Si quieres hacernos una consulta, puedes llamarnos, como siempre, al teléfono 931 59 23 00 o al 650 950 753, o enviarnos un correo electrónico a info@urbanfun.es